MARU ANDERSON

“Me apasiona escuchar ideas y materializarlas, evitar que queden en el camino.”

Conversamos con Maru Anderson, event planner pionera en Argentina.

 Maru llega a nuestro encuentro puntual, sonriente, entusiasmada y dispuesta a concedernos el tiempo necesario para conversar de forma distendida, generosa y fluida. Sin mirar el teléfono ni una sola vez durante la entrevista, se conecta con el momento presente, está en el aquí y ahora, compenetrada con el relato de su historia, con su recorrido de más de 15 años en la industria de eventos, y se deja emocionar por dicha retrospectiva.

La vida de Maru estuvo atravesada por viajes y experiencias alrededor del mundo: Estudió en Estados Unidos, vivió en NYC junto a su marido y la primera de sus tres hijas, y después en México. Estudió Finanzas, trabajó para los Pérez Companc durante muchos años y en NYC estudió Event Planning. Desde entonces al día de hoy, el diseño, el planeamiento y la ejecución de eventos espectaculares y singulares, ha colmado su brillante potencial.

Esta combinación de ser experta en números, sumado a su especialización en Organización de Eventos y los muchos casamientos y eventos sociales a los que asistió durante sus años en el exterior, traen a Maru de regreso a la Argentina con una mirada distinta, muy fresca, y con un desafío enorme por delante:

“Cuando empecé, hubo que crear el rubro que era desconocido en Argentina. El event planning no era un concepto en el top of mind de la gente”.

Maru es cálida y segura de sí misma. A lo largo de estos años en su profesión, ha logrado posicionarse en el mercado local y extranjero como referente, ha logrado hacer crecer y florecer su empresa, pero por sobre todo, y por esto la admiramos, ha logrado disfrutar de lo más simple y fundamental que es su día a día: El tête à tête con sus clientes, el imaginar juntos, diseñar y planear cada evento como si fuera el único y el último.

“Trato de reservar algo del placer de la organización para que el cliente también lo viva. No quiero hacer todo por ellos. Quiero que ellos también lo disfruten”.

Maru nos comparte anécdotas variopintas y geniales, pero resalta en particular, la importancia que le da a su vínculo con los novios, el llegar a conocerlos bien. Lo significativo y clave que es para ella que el día del evento, la forma de ser y estilo de los novios se vea reflejado en la puesta en escena, en la ambientación, en los colores utilizados, en la música, en detalles sutiles pero precisos.

¿Cuál es la clave? Escuchar, escuchar al cliente. Y tomar la información necesaria para saber cómo incluir esos detalles que representan a los novios y no pasan desapercibidos al invitado.

Sobre la excelencia…

En el 2016, fuimos a visitar 220 hoteles en persona, queríamos armar nuestra propia opinión de cada uno. Tener nuestra sensación, nuestra evaluación de limpieza y de servicio más que nada… Hasta hemos sacudido cortinas!

“Algo que mantengo con los años es que me apasiona lo que hago, ¡entonces contagio a los clientes de ganas! Hoy por hoy, la novia habla con sus amigas del casamiento pero no puede estar hablándoles todo el día de eso. Conmigo puede, porque me fascina.”

“Me apasiona escuchar ideas y materializarlas, evitar que queden en el camino.”

“Los novios brillan esa noche. Si los novios bailan, los invitados bailan. Es así.”

Maru Anderson es sinónimo de: Curiosidad, efectividad y mucho buen humor.

Algo que Maru no pierde nunca de vista, es que la felicidad se compone de pequeños momentos, y es consiente del enorme desafío (y gran responsabilidad) de su tarea: generarlos. Disponer todo para que esos momentos surjan, de manera abundante y genuina.

¿Qué te inspira? Los viajes, el arte, la luz del sol, estar al aire libre, el surfeo.

Maru nos comparte, confidente, lo que disfruta las épocas de mucho trabajo, cuando no para un minuto, las horas de sueño son pocas y la adrenalina mucha; como también disfruta las épocas donde el trabajo baja y puede estar más tiempo en su casa, con sus hijas y su marido. Cuando puede bajar un cambio y dedicarle tiempo a sus proyectos personales, practicar yoga, hacer escapadas a su casa en Chapadmalal y surfear, pasar horas en el agua, su cable a tierra. Maru reconoce y agradece este equilibrio que logró en su vida.

¿Dónde está el éxito de una fiesta? Sorprender a cada uno de los sentidos: el olor a canela o una chimenea prendida en invierno por ejemplo; o que la música en la recepción no sea la esperada.

¿Qué buscas transmitir con lo que haces? Amo mi trabajo. Busco transmitir alegría, momentos de alegría… muchos momentos felices.

¿3 Hits de Maru? La permanencia, llevamos más de 15 años en esto. La penetración en el mercado extranjero, que se dio más que nada por recomendación; y el seguir disfrutándolo.

¿Un libro? The four-hour work week.

¿Algo que no puedas dejar de acumular? Fotos impresas, no dejo de imprimir fotos. Es para disparar los recuerdos… es como volver a vivirlos.

“Les vivo diciendo a mis clientas que se animen a casarse a media tarde, que se saquen lindas fotos con luz diurna.”

Sobre la ‘espectacularidad’ en sus eventos…

Para un casamiento, replicaron la escena final de la película El Caso Thomas Crown (dónde decenas de señores vestidos con sombrero bombin tal como el famoso cuadro de Magritte, entraban y salían por puertas y pasillos de un museo para camuflar a un famoso ladrón de obras de arte que estaba entre ellos). En este caso, decenas de novios y novias contratados atravesaban el salón una y otra vez camuflando a los novios reales. Los invitados en estado de confusión y fascinación aplaudieron la escena como después de un espectáculo.

En otra oportunidad, el novio quería un toque sorpresa-bizarro, algo fuera de lo común. Fue así que un hombre disfrazado de buzo (con snorkel y patas de rana incluidas) apareció en el medio de la fiesta, se acercó a la barra como un invitado más, pidió un trago y se fue por la puerta que entró. Los invitados atónitos, se preguntaban si eso había sido real o producto de su imaginación.

¿Con qué personaje de la historia te sentarías a tomar un café? Con Andy Warhol, si puede ser en NYC mejor. Y que me cuente qué le fascinaba de este mundo.

¿Cuál es el mejor consejo que te han dado y quien te lo dio? ‘Se independiente’ y me lo dio mi Mamá.

¿Cómo te mimás a vos misma? Permitiéndome escapadas y tiempo libre para practicar yoga y para pasar tiempo con mis amigas.

¿Un desafío personal? Hacer crecer mi empresa, y sacar adelante a mis hijas.

¿Hacia dónde vas?  Hacia hacerme más tiempo… más tiempo para viajar, más tiempo para contemplar, más tiempo para pasar a su vez, más tiempo real con mis amigos, mis hijas y mi marido.

Maru Anderson es conocida por ser la experta en ‘Destination Weddings’ en Argentina. Porque sabe respetar la cultura de los novios extranjeros y combinarla con la nuestra, recibir y agasajar a los invitados que vienen de tan lejos, y diseñar eventos espectaculares como común denominador, como marca registrada. Pero Maru, es elegida y querida por su gracia, por su espontaneidad, por su desbordante alegría. Es admirada por su genio creativo, por la manera en que se escucha a sí misma y confía en esas ideas locas que después lleva a cabo y hace realidad con éxito. Maru transmite ganas, hace honor a su talento, y logra contagiar a otros su entusiasmo por generar y celebrar momentos de felicidad.

0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *