LA HERENCIA EVENTOS

 “La Herencia tiene dos significados: Uno se trata de dónde venimos, de los valores de la familia y el otro de lo que nosotros queremos dejar para todos los que viven una experiencia acá”

···

 ¿Quiénes conforman el equipo de trabajo de La Herencia?

Somos una empresa familiar. Vicky, mi hermana y socia, participó del proyecto aportando su mirada estética y artística sobre lugar. Aldo Karagozian, que es nuestro padrastro,  también es socio y una pieza fundamental para definir una estrategia del negocio. Viene una vez por semana y dirige el rumbo de la empresa. Yo soy dueño y gerente. Julia Terzaghi es la ejecutiva de ventas y Mili Bello e Ignacio Di Tullio están en la administración.

¿Cómo surge La Herencia y porque se llama así?

Juan: La idea de La Herencia nace hace 7 años con el casamiento de mi hermana, cuando estaban buscando un salón para su casamiento y no encontraba uno con las prestaciones, la capacidad y la estética que quería. Ahí pensamos en hacer un salón que tenga nuestro estilo. Pensamos el nombre por dos significados: uno se trata de dónde venimos, de los valores de la familia, lo que heredamos nosotros de ellos. El otro se trata de lo que nosotros queremos dejar para todos los que vienen tanto para el cliente como para el invitado, que se lleve un gesto de cariño y de amor del lugar.

Los pisos y las puertas son lo primero que se destaca cuando uno entra a La Herencia. ¿Qué concepto tenían en mente cuando diseñaron el espacio?

Juan: Creíamos que la zona estaba repleta de salones parecidos o neutros y queríamos algo con personalidad, que resalte y se diferencie en ese sentido. Cuando pensamos en hacer un lugar con cierto estilo, sabíamos que los ambientes principales tenían que tener la versatilidad de adaptarse a distintos tipos de ambientaciones. Pero los espacios comunes como el lobby, living, la suite, baños y galerías si tienen el estilo más propio de La Herencia.

Se respira arte por toda La Herencia, hay cuadros, esculturas, objetos intervenidos ¿Todo eso está a la venta?

Juan: Parte de lo que somos está muy ligado al arte. Mi madre es una cuarta socia y es la que suma con su toque de arte y estilo. Los artistas los elige ella, cada obra tiene su nombre y precio. La mitad de todo lo que se recauda en la venta de la obras de arte se destina a dos centros en Tigre de la fundación CONIN que lucha contra la desnutrición.

¿Qué diferencia a La Herencia de otros lugares? ¿Qué lo hace un lugar único?

Juan: Nos diferenciamos en estilo y versatilidad. No sólo es un salón de eventos, es un conjunto de espacios pensado para adaptarse a cada momento. Por ejemplo nuestro living se usa al principio para que el novio esté con familiares y amigos esperando la ceremonia (mientras la novia está en la suite). Además contamos con un salón para 550 personas sentadas y puede expandirse hasta 800. Tenemos un estacionamiento para 240 autos que también tiene la posibilidad de extenderse hasta el club lindero. Hay un playroom para los chicos con juegos, camas y cunas para cuando se cansaron de la fiesta donde por lo general la familia trae personas de su confianza para cuidarlos.

¿Cuál fue el primer evento que hicieron, y que aprendieron desde esa primera vez? 

Juan: El primer evento fue el casamiento de Mery Reynal y Agustín Gosio el 28 de febrero de 2015. Fue el punto que pusimos como final de obra. No podía concebir en mi cabeza cómo en un lugar lleno de polvo podía haber gente de traje. Fueron 650 invitados a cenar y 250 después. Lo inesperado fue que la segunda tanda de invitados llego antes, a las 22hs y en un momento en el lugar había más de 900 personas. Lo que me quedó de enseñanza es que La Herencia puede aguantar cualquier tipo de eventos. Me quedé toda la noche para asegurarme que todo anduviese bien. Los novios se quedaron a dormir en la suite que tenemos y a la mañana siguiente les acerque el desayuno personalmente. A la familia la volví a ver porque han venido a otros eventos y siempre tienen una palabra de agradecimiento.

¿Cuál es el valor agregado de La Herencia?

Juan: Como nosotros no venimos del rubro eventos nos juntamos durante el proyecto de obra con los especialistas para ver que necesitaban. Tuvimos interminables reuniones con referentes como Sarapura y otros organizadores hablando de anclaje de tableros, de canaletas para que pasen los cables por el perímetro, todo lo necesario para que un evento salga inmaculado. Hoy en día siempre que viene alguien nuevo me hace un comentario sobre lo bien pensado que está el lugar.  Es un valor que el cliente en sí no lo ve, pero que sin duda hace al resultado del evento.

¿Cuál es la temporada más alta?¿Con cuánta anticipación deben venir los novios?

Juji: por lo general los novios vienen 1 año antes. La temporada más alta es de noviembre a diciembre tanto para casamientos como para corporativos.

Juan: Como sólo podemos hacer una única fiesta por fecha lo que a veces nos mueve es la oferta y demanda. Nos gustaría hacerlo con menos anticipación pero muchos quieren aegurarse la fecha.

¿Qué buscan los novios a la hora de elegir un lugar?

Juji: A diferencia de antes, hoy buscan un casamiento original. Con nosotros esto se puede armar a medida. Tenemos proveedores limitados pero de alguna manera no son uno igual al otro. Se pueden crear distintas producciones o ambientaciones. De sábado a sábado el lugar puede parecer otro.

¿Qué importancia le dan a la fotografía, hay algún lugar especial donde los novios suelen sacarse las fotos?

Juan: Cuando pensamos en el diseño del parque, en la pérgola y en los espacios pensamos en que sean imponentes en las fotos. En el living por ejemplo se han hecho backs muy lindos con cuadros de fondo. Son las cosas que más nos representan, que nos diferencian.

¿Qué fue lo más insólito que les pasó o les pidieron en algún evento?

Juan: Algo puntual que recuerdo que se usa mucho en los Bar Mitzváh es el samba. En el primero que hicimos trajeron uno en un camión de 20 metros que se desacoplaba y lo pusieron en la mitad del parque. Otra cosa que pasa mucho en los corporativos es que la gente me pregunta si se puede colgar un auto del techo. La respuesta siempre es la misma, la estructura del techo se hizo súper resistente, siempre hay que evaluar que auto y de qué forma se colgaría, aunque no lo hemos hecho aún. Nos gusta que nos propongan hacer cosas distintas porque significa un desafío.

Según su experiencia, ¿Qué es lo que hace que una fiesta sea inolvidable para los novios y para los invitados?

Juji: Ellos tiene una proyección en su cabeza y la idea es lograr que eso se cumpla. Es un desafío llenar todas las expectativas. Es clave el feeling con el cliente. Valoran mucho cuando obtienen una respuesta rápida, cuando son recibidos con afecto, cuando ven que estamos en los detalles. No se trata sólo de hacer bien el trabajo sino del plus que se brinda. Lo más importante es la contención durante todo el proceso.

0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *