INES DUGGAN

“La gente tiene que recuperar el valor por la familia.”

Visitamos a la reconocida diseñadora en su atelier en Recoleta donde hablamos en profundidad de sus inicios, algunos de sus secretos para reinventarse y su relación con las Redes Sociales.

¿Cómo comenzaste a diseñar?

Empecé por casualidad. A mí siempre me encantó coser y cuando se casó una de mis primas, me pidió que la acompañara a elegir su vestido. Recorrimos bastante pero no le gustó ninguno porque no te daban muchas opciones de cambiar: podías acortar o alargar las manguitas un poquito. Así que me preguntó si me animaba a hacerle el vestido. En ese momento no existía que la prima le hiciera el vestido a la novia, sino que tenía que ser de una casa de renombre.

¿Y cómo hicieron para salirse con la suya?

Le hice el vestido con la condición de que no se lo comente a nadie y dijo que lo había traído de Europa. Fue mi primer vestido de novia y fue todo un éxito, cuando entró a la Iglesia, una tía mía (que era muy elegante y exigente) dijo: “nunca sabremos de donde vino el vestido pero es una belleza”. Después mi hermana y mis cuñadas me encargaron sus vestidos y el resto se fue dando por el boca en boca. Me di cuenta donde me había metido cuando empezó a caer gente que yo no conocía.

¿Por qué crees que te fue tan bien desde el comienzo?

Justo comencé en la época hippie y era una revolución. Los vestidos clásicos eran más estructurados, armados y aseñorados, en cambio los míos tenían color, mangas anchas, flores bordadas. Además les hacía trencitas en el pelo y les armaba coronitas. Eran totalmente fuera de lo convencional, las chicas me miraban enamoradas y las mamás horrorizadas.

¿Cómo se monta un atelier desde cero?

Desde los 12 años aprendí a coser con una buenísima profesora, pero para hacerme mi ropa. Yo sabía coser muy bien. Al principio hacía todo sola: las maquillaba, las peinaba, les hacia los tocaditos, después mis hermanas y mis dos tías empezaron a ayudarme.

¿Cómo hacías para inspirarte antes de Pinterest o Instagram?

Antes con suerte te llegaba una revista. Yo estaba subscripta a Dior, y eso significaba que dos veces al año venían unos franceses a la casa de una señora en Buenos Aires y pasaban sus desfiles en una pantalla en blanco y negro. Además, tenías derecho a una cantidad de moldes, a comprar algunos géneros de Dior y a la moldería. Me dio un plus a lo que yo sabía, aunque quizás no usaba el molde, porque mis vestidos eran todos diferentes, me ayudaba estar en contacto con lo mejor del mundo que era Dior. Con la experiencia aprendí que el vestido puede estar perfecto pero si la clienta no está contenta fracasó.

¿Cómo lográs unir lo que quiere la novia con tu propio diseño?

Ahora casi todas vienen con una foto de Pinterest o de un desfile, entonces la creatividad viene un poco de costado. La tecnología ha invadido y despersonalizado. Las chicas antes se casaban más chicas, eran vestidos más angelicales. El otro día le hice un vestido a una novia que tenía 52 años y  hace 30 que vivían juntos. Lo imponente en una novia desapareció, porque ahora buscan comodidad.

¿Cómo crees que cambio el tema de la expectativa de la novia? (cuando se abre la puerta)

Ese instante de la expectativa está siempre. Antes se veía pasar una novia y era ¡Wow! Ahora se ven novias por todos lados, entonces esa sorpresa se perdió. Si estaba más linda fulana o si el peinado de tal era mejor. Antes ibas a ver una novia a la Iglesia y era como ir a un festival de rock.

¿Que pensás que busca una novia cuando viene a verte a vos?

Muchas buscan seguridad sabiendo que el vestido va a estar bien hecho. Hay varias que les hice el vestido a sus madres, tías o a alguien de la oficina. A mí me gusta que la novia siempre sea refinada y no sexy. Creo que una novia puede ser sensual aunque este toda tapada. No me gusta la novia toda apretada y escotada, sobre todo si se va a casar por Iglesia. Creo que es una cuestión sobre todo de respeto a los demás. Lo femenino, siempre le gana a lo vulgar u ordinario. Hay personas que igualmente quieren eso. Yo no mando una novia desnuda a  la Iglesia.

¿Cuánto tiempo antes tiene que venir una novia?

Les recomiendo que vengan mínimo seis meses antes. Hay temporadas más altas que podes tomar novias con menos tiempo, otras que no.

¿Qué es lo que te diferencia de otros diseñadores?

Definitivamente es la experiencia. Puedo hacer desde el vestido más elegante al más loco, siempre manteniendo la estética y figura. La gente que me conoce sabe que puedo vestir cualquier tipo de personalidad. No por hacer algo loco voy a hacer un mamarracho.

¿Qué fue lo más raro que te pasó? ¿Y cómo manejas esas situaciones?

Una vez vino una chica hija de un cacique de una tribu que dijo que quería parecer un pájaro. En seguida me di cuenta lo que quería. Le hice un vestido que parecía un poncho y unas sandalias.

 ¿Qué le aconsejarías a una novia?

Que piense lo que realmente quiere, lo que siente, que no se deje influenciar por nadie más. Esto no es solamente hablando del vestido sino de el festejo en general. Te llenan tanto de ideas que al final no saben cuál es la propia. Además hay novias que se hacen de todo antes de casarse, y después se abandonan porque se casaron.

 

¿Qué rol crees que tiene la fotografía?

La gente se está dando cuenta lo importante que es tener la foto con la familia. Es como que el portarretrato había pasado de moda, pero ahora está volviendo. Yo siempre digo que a lo largo de una vida todos luchamos, pero todos esos lindos recuerdos son la fortaleza, para seguir adelante. Te podes enojar y miras esa foto de cuando te casaste y te da mucha ternura. Para mí es importantísimo, la gente tiene que recuperar el valor por la familia.

2 Comments
  • Flor
    20-05-2017
    Responder

    Es una genia! Fui con ideas y ella me respetó eso pero me marcó los detalles justos, me aconsejó según mi cuerpo que era lo mejor con ese estilo de vestido. Siempre mucha alegría, llevé un tocado que era de mi abuela y le hizo los arreglos perfectos para que quedara genial! Un asesoramiento de imagen perfecto! No sólo te diseña el vestido sino que te aconseja con todo! El vestido fue un éxito total!

  • Marga O'Farrell
    20-05-2017
    Responder

    Una genia Inés!!!! Me hizo mi vestido hace 41 años y hace 4 años a mi hija. No me canso de recomendar a quienes me consultan para mí es la mejor lejos. Felicitaciones por la nota !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *